Controladores lógicos programables

Ear of corn against a field under clouds
Maiz
23 septiembre, 2015
estructuralismo y firedman
Estructuralismo y Friedman
23 septiembre, 2015

Controladores lógicos programables

controladores logicos programables

Hasta hace poco el control de procesos industriales se hacia por medio de controladores y reles donde, al operario se le exigía tener altos conocimientos técnicos para realizar y mantener las instalaciones, cualquier cambio en el proceso supone modificar físicamente las conexiones.

Actualmente las computadores y los controladores han sustituido de manera considerable la intervención física humana. Los sistemas de control automático tienen todo lo necesario para funcionar, al ser industrial tiene los registros necesarios para operar en ambientes hostiles industriales.

Los controladores lógicos programables se pueden programar para controlar cualquier tipo de maquina de manera secuencial (procesos compuestos por varias etapas consecutivas con el objetivo de que cualquier maquinaria funcione de manera automática) a diferencia de muchos otros controladores q solo pueden ser utilizados en un tipo especifico de maquinaria. Como son utilizados en ambientes industriales, se les confiere especial resistencia.

PLC es la computadora q controla las instalaciones y procesos, se puede tratar de uno básico hasta complejos controladores de varias entradas y salidas donde se les permite realizar varias entradas y salidas simultáneamente.

La capacidad de poseen estos controladores lógicos es la posibilidad de auto-diagnosticarse y alertar sobre problemas. Gracias a su propia estructura y software informa de su estado y su propia situación.

La tarea que realiza un plc la realiza de manera automática sin intervención del operario, pero con la posibilidad y flexibilidad de modificar y configurar las variables de la tarea a controlar.

Tags: PLC procesos industriales
MODZIEN Consultora
MODZIEN Consultora
MODZIEN consultora especializada en evaluar proyectos de inversión y asesoría económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *